19 abril 2010

¿Algunas lagartijas son como hierbas?

He aquí a un endemismo iberomediterráneo, una lagartija cenicienta (Psammodromus hispanicus). Está tomando el sol en un claro del tomillar, su territorio de caza. Si la cogiéramos se pondría a chillar, en lo que constituye una eficaz estrategia defensiva, pues lograría que la mayor parte de la gente la soltase. Pertenece a una familia de reptiles muy propios de la Región Mediterránea, los lacértidos, los lagartos y lagartijas. Al ser de sangre fría, estos saurios necesitan muy poco alimento, así que sobreviven en matorrales muy pobres y pedregosos - desde este punto de vista, los mamíferos nos las arreglamos mucho peor que los reptiles, ¡necesitamos comer demasiado! Por un motivo u otro, el matorral mediterráneo es seguramente el hábitat más rico en reptiles de toda Europa. Por ejemplo, en nuestro ecosistema hay al menos 4 especies de lacértidos: las lagartijas cenicientas recorren los tomillares, mientras que las lagartijas colilargas buscan la espesura de las coscojas, y en los roquedos viven tanto lagartijas ibéricas como grandes lagartos ocelados.

Comparemos a la lagartija cenicienta con su pariente más próximo, la lagartija colilarga, que también pertenece al género Psammodromus. La mayoría de las cenicientas no logra sobrevivir a su primer año de vida, mientras que las colilargas normalmente sí y viven hasta 5-7 años. Además, las cenicientas maduran a los 8-9 meses de edad; las colilargas necesitan 1-2 años. En vista de lo cual, si comparamos a estas lagartijas con plantas, la cenicienta sería una hierba anual y la colilarga una leñosa. Las hierbas anuales suelen ser los colonizadores pioneros de la tierra desnuda, se propagan fácilmente y colonizan nuevos territorios con rapidez. Sabiendo esto, ¿será casualidad el que la lagartija cenicienta, al parecer, se haya adelantado a otras especies de saurios en su colonización de nuevos territorios después de la última Edad de Hielo? Quizá, después de todo, algunas lagartijas sí sean como hierbas, porque la evolución repite una y otra vez las mismas estrategias en distintos organismos.

Datos sobre los saurios mediterráneos en Reptiles y Anfibios: Guía de Campo (Arnold & Ovenden 2002, Omega)

14 comentarios:

Jesús Dorda dijo...

No sé en tu zona, amigo Naturalista, pero en Madrid esta lagartija, que parece un lagartito en miniatura, se nos está haciendo cada vez más escasa. Antes era frecuente en los retamares y jarales del sur de la sierra, pero ahora es muy rara de ver.
Aunque habita zonas más abiertas que su congénere rabilarga, no soporta la insolación del mediodía veraniego y prefiere el sol del amanecer y el ocaso.

El Naturalista dijo...

Vaya, pues por aquí no es del todo rara, cada año me cruzo con unas cuantas, juveniles incluidas oséase que crían - aunque, desde luego, hay muchísimas más colilargas por todo el monte. Quizá el retroceso de la cenicienta en esa zona tenga que ver... no sé, con que el monte se esté cerrando en las laderas que dices, como pasa ahora por el abandono rural en tantos lugares; un matorral más cerrado podría hacer que la colilarga le gane la partida a la cenicienta en la lucha por la existencia. Curiosa historia la de estos dos lagartitos...

ANZAGA dijo...

Toda una alegría toparse con alguna por el campo... parece que ya se va "calentando la cosa"...

Saludos naturalistas manchegos.

El Naturalista dijo...

Si, Anzaga, otros años en marzo ya se veían lagartijas cenicientas, este año parece que hemos ido más lentos. Saludos, manchego.

Bibiano Montes dijo...

podrían ser entonces las pioneras en ocupar ese nicho, y posiblemente sean desplazadas cuando la comunidad "madure" , pero viéndolo desde la perspectiva contraria,negativa, podría ocurrir que el tomillar es una etapa de degradación de ese coscojar que si continúa, hasta estas lagartijas se quedarán sin su hábitat. bueno esperemos que no !

un saludo Naturalista

El Naturalista dijo...

Pues sí, Bibiano, empiezo a pensar, con lo que dice Jesús Dorda, que la cenicienta quizá tenga un aire pionero en su ecología. Si lo pensamos, los tomillares y demás terreno despejado donde se maneja tan bien, son a menudo etapas seriales, así que quizá estemos ante un estratega de la r. Sobre el matorral, tranquilo, se mantiene estable desde hace siglos y sigue "productivamente degradado", como tantos otros ecosistemas mediterráneos. ¡Un saludo, Bibiano!

sebi_2569 dijo...

beautiful photo; bravo

El Naturalista dijo...

Thanks!

Jose Antonio San Millan Cobo dijo...

Por aqui la lagartija que se ve por todas partes es la roquera, la que habita en todas las tapias y paredes de los pueblos.

Un saludo

http://bitacoradelvientomontanasdeburgos.blogspot.com/

El Naturalista dijo...

Vaya, Jose Antonio, qué suerte, por aquí la de los muros rurales es la ibérica corriente y moliente. ¡Saludos, naturalista!

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Lo de ser una Cenicienta tiene la ventaja de que tarde o temprano llega una nueva oportunidad...

Saludos, Naturalista.

El Naturalista dijo...

Ya ves, Fcº Javier, y luego habrá quien piense que los nombres de los animales están puestos así, por casualidad... XD

macroinstantes dijo...

Interesantísimo post y tambien los comentarios... Solo una cosa no me cuadra, lo del gritito que dan cuando las coges... dices que la mayoria de la gente las soltaria, pero no creo que la gente sea su principal depredador, y dudo mucho que sus depredadores habituales se dejen impresionar, si es que le dan oportunidad de decir nada... por ejemplo las salamanquesas (Tarentola) tambien chillan al ser atrapadas y a los gatos les importa bien poco... ¿sabes si se ha estudiado a qué tipo de depredador va dirigida esa 'defensa'?, porque si lo hacen será porque es ventajoso, es decir, que al menos con alguien, les funciona el suficiente número de veces como para que haya sido evolutivamente ventajoso... ¿no?

Saludos...

El Naturalista dijo...

Bueno, macroinstantes, llevas razón en que sobre el tema de las defensas antipredatorias es más lo que suponemos que lo que se ha confirmado experimentalmente. Yo por lo menos no conozco ningún trabajo en el que hayan testado a qué tipo de vertebrados asusta el grito de estas lagartijas, solamente puedo imaginar con qué depredador podría ser eficaz. Pienso sobre todo en las culebras bastardas jóvenes, que comen muchos saurios y que, quizás, en su juventud inexperta puedan dejar escapar alguna lagartija por el grito. También destacaría a los pájaros que no son muy dados a la caza de lagartijas, como alcaravanes, mirlos, urracas o alcaudones, pero que de todos modos pueden coger alguna de vez en cuando, al parecer. En todo caso, cuando un animal atrapado dedica energía a gritar en vez de dedicarla a realizar un esfuerzo muscular mayor para soltarse, la única explicación que se me ocurre es que busca asustar a su captor. ¡Interesante comentario, macroinstantes! Saludos naturalistas.